fbpx

Nueva prueba molecular rápida

Una prueba rápida molecular con alta sensibilidad para detección de Influenza A, B y Virus Sincitial Respiratorio (VSR) en una sola reacción.

 

Diagnosticar con alta precisión la influenza (tipo A, B) y el virus sincitial respiratorio ahora es más fácil y rápido con la prueba molecular en el equipo LIAT, ha comentado con REDACCIÓN MÉDICA, la patóloga molecular del Laboratorio Ecua American, Adriana Sánchez.

Debido a que la influenza es estacional, los profesionales de la salud requieren una metodología más rápida y efectiva para llegar a un diagnóstico preciso que les permita determinar el mejor tratamiento.

Por ello, Ecua American, ya dispone de la nueva prueba rápida molecular (PCR-reacción en cadena de la polimerasa) para detección de la Influenza A, B y virus sincitial respiratorio, cuyo resultado está listo en 20 minutos, tras la toma de la muestra nasofaríngea que se realiza “con un cepillo especial” en las fosas nasales del paciente.

Aunque en el mercado existen varias pruebas rápidas inmunocromatográficas, “no tienen una alta sensibilidad como para detectar los virus de la influenza, comparadas con la técnica de PCR en tiempo real” de este test.

“El departamento molecular y genética de Ecua American le ha puesto un gran interés en ofrecer, durante todo el año y en los periodos altos de influenza una prueba con las características del equipo LIAT con la capacidad de detectar los dos tipos de influenza (A y B) pero también el virus sincitial respiratorio (RVS), en una sola reacción”.

El objetivo es “detectar a cualquiera de los tres virus para evitar complicaciones, principalmente en los pacientes de riesgo”, ya que los tres son estacionales y coinciden en la época de aparecimiento.

Se estima que a nivel internacional el 10 por ciento de los individuos que adquieren influenza se complican, con infección respiratoria grave. Un buen manejo de la enfermedad detectando a tiempo y certeramente el agente causal, cuando la mayoría de las veces, los síntomas se confunden con una gripe común, es imprescindible para evitar expandir los virus a la población y generar epidemias.

Con el resultado los profesionales de la salud “determinarán el tratamiento y manejo adecuado para cada paciente, dependiendo del cuadro clínico y los factores de riesgo”.

SUBIR